Identidades
Jalq'a y Tarabuco
Mesas Rituales
Misterios para la tierra


ARTE TEXTIL ANDINO

Representan a grupos humanos que en sus expresiones creadoras mantienen hasta el día de hoy el testimonio de su identidad cultural.
Reminiscencias de tiempos pasados que son la expresión tangible de una cultura que se resiste a desaparecer y que da testimonio de un mundo diferente del occidental. Cada estilo responde a grupos étnicos determinados, lo que nos brinda un interesante panorama cultural a través del cual podemos reconocer identidades.

IDENTIDADES

En el altiplano boliviano los estilos textiles no se pueden comprender sin conocer el contexto histórico que los produce ya que cada diseño, cada color, cada composición, identifica a un grupo étnico o ayllu que se diferencia y reafirma su identidad a través de su vestimenta.
Las técnicas textiles tradicionales, como las formas de hacer la urdimbre y la trama, los diferentes tipos de telar, así como quiénes los tejen, con qué fines y en qué situaciones se usan, son características propias de los tejidos andinos desde tiempos prehispánicos hasta el presente.

 

Doncellas

La región andina del norte de Argentina integró en tiempos prehispánicos una tradición cultural de fuerte raigambre en toda el área andina central, actualmente Perú, Bolivia y norte de Chile, en la que el simbolismo de los tejidos ocupó un lugar central como forma de expresar sentimientos e ideologías.
Uno de los sitios donde se han preservado piezas textiles es en Doncellas, un asentamiento indígena habitado entre los siglos X y XV de nuestra era, en la actual provincia de Jujuy. Allí se han rescatado tejidos y herramientas usados en la industria textil, muchos de ellos de uso aún en la actualidad.

 

Médico Callahuaya

Los médicos herbolarios Callahuaya son médicos viajeros que recorren enormes distancias a pie con su capacho al hombro lleno de medicamentos con el fin de curar y también de proveerse de yerbas de otras tierras.
Callahuaya es una etnia ubicada en el actual departamento de La Paz, Bolivia, hablan el aymara, el quechua, el castellano y una lengua secreta que solo utilizan entre ellos y en ceremonias y curaciones mágicas.
Los herbolarios consideran dos tipos de enfermedades: una mística y otra natural, por ello además de las plantas medicinales usan la curación mágica con amuletos y embrujamientos.

Actualmente la vestimenta del médico herbolario consta de pantalón, camisa, faja y poncho, además del sombrero, chullu, chuspa y capacho.

A continuación la descripción de algunas de estas vestimentas:

Lliclla: pieza textil doble que sirve para cargar bultos, niños o productos agrícolas. Esta presenta franjas de color y franjas con motivos "hatún pallai", es decir con llaves y ganchos, llamados "kurtí", propios de los médicos hechiceros.

Chuspa: pequeña bolsa para llevar coca con "kurtí" y "mayu" o río, líneas en zig-zag que se relacionan a la idea de camino celeste, con la serpiente, el rayo y la Vía Láctea.

Capacho: bolsa propia de los Callahuayas que se utilizan para llevar las medicinas. Se pueden ver figuras femeninas y masculinas, y una serie geométrica romboidal, en zig-zag y representaciones de serpientes.

Faja: se representan mujeres, animales con dos cabezas y un animal con jinete.

Wincha (vincha): la "wincha" presenta motivos ornamentales "atún pallai", propios de los médicos herbolarios más un grupo de cinco caballos y líneas que podrían representar serpientes.

 

JALQ'A Y TARABUCO

En el centro sur de Bolivia, en cercanías de Sucre, dos grupos: los Jalq´a y los Tarabuco, que hoy hablan quechua, han logrado mantener sus tradiciones textiles hasta nuestros días. En ambas regiones, los textiles alcanzan niveles excepcionales de calidad que permiten considerarlas no solo como artesanías que indudablemente son, sino, también, como obras de arte de un patrimonio universal.

Los Jalq'a

Conforman una población cercana a las 20.000 personas que habitan al norte y oeste de Sucre. Cultivan especialmente papas, maíz, trigo y otros cereales, como algunas hortalizas y frutas, en las tierras más bajas. Cada familia posee también algunas ovejas y cabras y una o dos vacas.

Viven organizados en comunidades, bajo la autoridad común de dirigentes sindicales elegidos por turno que agrupan a varias familias. No tienen una organización social y política que estructure a todas estas comunidades. La unidad entre todas las comunidades se manifiesta solo al nivel que ellos llaman "culturanchis" (nuestra cultura), en la música y en las danzas, en ciertos mitos de origen y en rituales, así como en su identificación como "jalqa runa" (gente jalqa) y en el vestuario que los distingue nítidamente de sus vecinos.

Los Tarabuco

Son aproximadamente más de 12.000 personas que habitan el este y sur de Sucre. Viven en comunidades autónomas cuya cohesión se basa en las características generales del traje y de las técnicas del diseño, y, muy especialmente, en ritos que implican danzas y músicas (instrumentos, tipos de afinación, etc.), comunes a un gran número de comunidades. De muy diferente origen histórico, a lo largo de la Colonia y la República, estas comunidades han ido construyendo una identidad colectiva, sin enmbargo, a diferencia de los Jalq'a, no comparten una denominación aceptada por todos. El término "tarabuco" constituye un apelativo popular con el cual se denomina a los habitantes de la región, por personas externas a ellos mismos.

 

MESAS RITUALES

A partir de la dominación española su sistema cultural andino sufre transformaciones al mismo tiempo que sobreviven, bajo nuevas formas, antiguos cultos y prácticas rituales.

 

Mesa Negra

La mesa negra es para lograr una limpieza que saque los maleficios. Se realiza los viernes o martes y también se quema y el interesado se debe sahumear. Todas las plantas que se utilizan son del oriente o de las tierras bajas que son consideradas como la morada de los demonios.
Los misterios u ofrendas en la mesa negra son:
Llimpi: como el cuarzo
Callawaya: piedra
Taqo: similar a una chaucha
Estrellas de mar
Sacha: como el filo de la espada
Habillas: pequeñas habas
Yinka tisi: palo odorizante
Cuti: como peequeños oursin de mar
Llaque masi: blanco
Yanala: semilla negra
Kariwana: plumas

Mesa Blanca

La mesa blanca y la mesa negra son rituales que se realizan con el fin de lograr un beneficio o ahuyentar el mal. Ninguna de las dos puede "verse" simultáneamente.

Hay diferentes tipos de mesas blancas. Una es para la Tierra, para lograr una buena cosecha, que se realizan especialmente el 1° de Agosto al anochecer. Se le pide a la Pachamama por medio de rezos y ofrendas o misterios dulces y de colores para que se alegre.

Otro tipo de mesa blanca es la propiciatoria para la suerte en los negocios, que debe estar orientada a la salida del sol. Se hace durante todo el año, especialmente los Sábados o Jueves y se acostumbra a quemar y a rezar invocando a todos los santos.

   
>> AUDIOGUIAS